Historia de vida - Dejando Huella

Historia de vida - Dejando Huella

Maria Angélica ingresó al Programa de Ipiales el 15 de enero de 2003 junto con dos hermanos, desde pequeña se mostró como una niña responsable con metas y objetivos claros; siempre tuvo en su mente ser profesional, por lo cual en sus estudios primarios y secundarios fue un alumna destacada y muy interesada en aprender cosas nuevas.
 
La Madre de Acogida Gloria Gamboa, la describe como una chica seria, centrada en sus actuaciones, respetuosa, colaboradora, solidaria, con mucha autonomía, afectuosa tanto con sus hermanos biológicos como los de casa.

historia-de-vida-dejando-huella-f2.jpg

Maria Angélica se describe como una mujer luchadora, valiosa, honesta, sincera, creyente y segura que  Dios siempre la protege. Agradece a Dios por la vida y a Aldeas Infantiles porque le cambió su futuro. “Cuando llegue a la Aldea y tuve lo necesario para vivir cómodamente, comprendí que mi vida había cambiado y aproveché toda esa ayuda para ser una mujer destacada”.

Cuando inició sus estudios universitarios de enfermería superior, tenía temor de no llegar a la meta, pero poco a poco,  semestre tras semestre, fue aprendiendo y adquiriendo la confianza que se requiere para apoyar a las personas a recuperar la salud,  es pilosa,  perfeccionista y le gusta sobresalir entre los demás, considera que en el transcurso de su carrera ha dejado una imagen positiva entre las compañeras y docentes.

Cursando el octavo semestre y enamorada de la vida y de su pareja, asumió el rol de la maternidad, situación que la obligó a combinar las tareas de ser madre con las de sus estudios. Con muchos sacrificios logró terminar su semestre, dar a luz a su bebé, una preciosa niña de nombre Sara Abigail, a quien le brindó una familia a lado de su compañero.

historia-de-vida-dejando-huella-f1.jpg

En la práctica profesional  se ha destacado por su alto sentido de la responsabilidad, entrega y servicio a la comunidad, su sentido de pertenencia y profesionalismo la ha llevado a liderar actividades que demuestran sus habilidades y capacidades para ser una excelente enfermera.

Su sueño es seguir luchando por sus ideales, graduarse como enfermera superior,  hacer una especialización, consolidar su familia, ver crecer a su hija y apoyarla en sus sueños, tal como se lo enseñó Aldeas Infantiles SOS.