Historias SOS

Julia construye un nuevo camino.

Hola soy Joaquín y soy el narrador de historias SOS. El día de hoy te voy a contar la historia de Julia, una mujer valiente que decidió poner fin al maltrato y junto a Aldeas Infantiles SOS, comenzó una nueva vida para ella y sus hijos.

No había muchas cosas en la maleta de Julia cuando llegó a Floridablanca en enero del 2015; solo unas pocas prendas de vestir y un montón de sentimientos: preocupación, tristeza, temor y ansiedad. A su lado, caminaban sus hijos de ocho, seis, tres y dos años de edad.

No fue fácil dejarlo todo atrás, mi esposo me maltrató por mucho tiempo, así que un día decidí empacar algunas cosas e irme con mis hijos a buscar una nueva vida. Llegamos donde Carlota, mi hermana, quien nos ayudó a construir una pequeña casa con palos de madera y tejas de zinc en un asentamiento de Floridablanca.

Sentíamos paz y estábamos tranquilos, pero las condiciones de la casa eran muy precarias y me preocupada la alimentación, salud y educación de mis hijos. Necesitaba encontrar un trabajo, pero no podía dejar a los niños solos en la casa. Unos meses después, escuché sobre el servicio de fortalecimiento familiar de Aldeas Infantiles SOS Floridablanca, y decidí inscribirme.

Al poco tiempo, las cosas comenzaron a mejorar para mi familia. Aldeas me brindó el apoyo que necesitaba y me dió herramientas para criar adecuadamente a mis hijos. Ahora los niños tienen seguro médico y están inscritos en centros de educación y desarrollo infantil, lo que me permite tener tiempo para buscar un trabajo. Además gracias a la ayuda de mis vecinos mejoré las condiciones de mi hogar, instalé el piso y reforcé la estabilidad de las paredes.

Julia ahora es una mujer más independiente y comprometida con la crianza y el cuidado de sus hijos. Cada día tiene más confianza y se siente una mejor mamá, su familia es la motivación y el apoyo para salir adelante, y aunque sabe que le esperan nuevos retos está lista para cumplir sus sueños.