Dipurdú, Chocó: somos una comunidad que unida aprende a cuidarse

dipurdu-f3.jpg

Son las 6 de la mañana y las campanas de la iglesia de Dipurdú despiertan a Yesenia y Gerson, de 6 y 7 años, ella sueña con ser princesa y él con ser futbolista, ‘’cuando sea adulta quiero ser princesa, si no puedo, pues regalo mis vestidos de princesa y monto un negocio’’, ‘’y yo quiero ser futbolista, si me lastimo una pierna me meto en el negocio de Yesenia’’, dicen riendo a carcajadas.
 
Gerson y Yesenia pertenecen a la comunidad de Dipurdú, ubicada en la región de Medio San Juan en la costa pacífica del departamento del Chocó, en las riberas del Río San Juan y sus ocho afluentes. Esta situación, además de las condiciones de deterioro ambiental producido por años de explotación minera, hacen de esta una comunidad vulnerable.
 
Las inundaciones causan muchos problemas, decenas de familias pierden su casa y enseres y tienen que buscar refugios improvisados en lo alto de la montaña. El agua potable comienza a escasear, y cuando el rio baja, los niños y las niñas quedan expuestos a los residuos que quedan en el suelo, lo cual les causa enfermedades diarréicas agudas y brotes en la piel.  Durante los últimos meses se han presentado más de tres inundaciones debido a la creciente de los ríos, afectando a más de 400 familias y generando un riesgo constante en la comunidad.

dipurdu-f1.jpg
 
Es por esta razón que, en compromiso con los principios humanitarios y la garantía de derechos, en asociación con Fundación Plan y con el respaldo de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), 416 familias de Dipurdú-Chocó están superando los efectos que la inundación ha dejado en sus vidas, gracias al acompañamiento a las familias, la entrega de kits de cocina, higiene y albergue, y talleres en la comunidad.
 
“Aquí en la comunidad todos hemos aprendido con las charlas que han dado, antes la comunidad no había tanta unión, he aprendido a amar más y más a mi familia, a cuidar el medio ambiente, a no tener miedo, que mi cuerpo es territorio seguro, a reconocer los sitios seguros de la comunidad y cómo cuidar la comida para que no se contamine” nos relata Jhon Edwin de 13 años.

dipurdu-f2.jpg
 
Te invitamos a ver el video del mural que hicieron los niños y niñas de Dipurdú para la comunidad, con los aprendizajes y compromisos adquiridos.