CantopaZífico

Los niños del Pacífico Colombiano unimos nuestras voces para para la reconciliación

Conseguir la paz es el deseo de miles de niños y niñas que han vivido situaciones de violencia en sus familias y comunidades en Colombia. Llega una oportunidad de reconciliación liderada por 200 niños de los municipios de Tumaco en Nariño, y Quibdó en Chocó, dos de las zonas más afectadas durante cincuenta años de conflicto que ha vivido el país.

cantopazifico-f1.jpg

cantopazifico-f2.jpg

“Queremos mostrarle al país y al mundo que en Colombia los niños y jóvenes somos capaces de unirnos con respeto.  Nuestro talento es único y vamos a cantar, bailar y hacer música para la paz”
. Estos son los deseos de Brandon, uno de los participantes de esta iniciativa que vive en la comunidad de Kennedy en Quibdó.
 

CantopaZífico es una idea que surge de las experiencias de países que han vivido en guerra durante muchos años y que a través del canto han logrado unir los corazones de grupos de personas que en el pasado eran enemigas.  Felipe Salazar músico y Director Coral, quien tuvo la experiencia de trabajar con corales de Polonia, Francia y Alemania junto con Juan Camilo Araoz, dirigen esta iniciativa acompañados de los profesionales de Aldeas Infantiles SOS.


cantopazifico-f3.jpg
 

cantopazifico-f4.jpg

Este es un trabajo de preparación para que los niños y niñas reconozcan su cuerpo como un instrumento de paz, para que se relacionen con otros basados en el amor y el respeto, para que muestren al mundo a través de las letras de las canciones y la puesta en escena que es posible reconciliarnos a través del arte.
 

Con CantopaZífico, los niños y jóvenes pueden crear sus propias canciones, aprender letras en otros idiomas, tocar instrumentos, preparar sus coreografías y rescatar la cultura del pacífico en todas sus expresiones.  Este proceso pedagógico que Aldeas Infantiles SOS desarrolla con el apoyo de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, es un homenaje a tantos niños, niñas y jóvenes que han sido tocados por la guerra y que hoy quieren aprovechar una nueva oportunidad, para darle a conocer al mundo que el Colombia es posible crecer rodeados de afecto y protección.