Historia de vida: El viaje de Siara

Historia de vida: El viaje de Siara para combatir la discriminación

En el servicio de cuidado diario del programa de Cali, las docentes comenzaron a evidenciar la discriminación de uno de los niños hacia sus pares, cuando le preguntaron sobre el por qué lo hacia, él les expresó que no los quería porque eran negros, siendo él también un niño de raza negra.

 


Niños jugando en nuestra aldea Infantil en Cali

En conversaciones con la familia, se logró identificar que el comportamiento del niño se originaba debido al rechazo que había sufrido por parte de la abuela paterna, por razones de su raza.
 
A partir de esta situación, las docentes comenzaron a profundizar en los valores  relacionados con la cultura propia de cada  niño, niña y sus familias para promover la afirmación de su identidad, reforzar el contacto con su cultura y buscar la aceptación en la diversidad de su entorno, para lo cual se desarrolló una propuesta pedagógica. La propuesta se denominó “CONOCIENDO NUESTRAS CULTURAS CON SIARA” desarrollada por dos colaboradoras de primera infancia quienes crearon “LA TRAVESÍA DE SIARA”.
 
Este relato narra la historia  de una niña a la que no le gusta el color de su piel, y al discriminarse a sí misma se vuelve transparente. Una mañana decide dar un paseo al mar de la linda región donde habita y allí conoce un ave de color negro con la cual  comienza a vivir una travesía llena de mágicas aventuras a través de sitios  maravillosos, y personajes muy  particulares que le dejan huella. Finalmente logra reconocerse y aceptarse  como miembro de una de las culturas de su país.
 
Esta historia se narra en cinco días, cada segmento recoge la experiencia del viaje de Siara por una de las regiones conociendo diferentes culturas. Esta actividad  desarrollada con los niños y niñas arrojó un resultado positivo porque se logró en el niño la aceptación del color de su piel y la aceptación de sus pares, ya que se identificó con el personaje de la historia y en su momento dijo: “YO SOY SIARA”.
 
Con acciones como esta, Aldeas Infantiles SOS favorece el desarrollo de entornos familiares y comunitarios protectores, previniendo situaciones que no permitan que todos los niños y niñas tengan una infancia feliz.