Proyecto de ley busca crear cunas para bebés abandonados
Maltrato Infantil – 23. octubre 2012

Proyecto de ley busca crear cunas para bebés abandonados

LA INICIATIVA BUSCA GARANTIZAR LA VIDA DE LOS RECIÉN NACIDOS CUYOS PADRES NO QUIERAN CONSERVARLOS.

Para evitar que los recién nacidos sigan siendo abandonados en las calles, donde corren el riesgo de morir, un proyecto de ley propone crear ‘cunas’ en hospitales y clínicas, EPS e incluso Iglesias donde los bebés menores de seis meses puedan ser recibidos y cuidados en ellas.

Cunas para bebes abandonados

Aunque la iniciativa aún no ha sido aprobada –en los próximos días pasa a tercer debate- ya está generando controversia entre algunos expertos, dado que no aborda el trasfondo del problema: la ausencia de una política integral de educación sexual.
En un país donde más del 50 por ciento de los embarazos no son deseados -cifra que llega al 64 por ciento en las adolescentes gestantes- y han sido abandonados 400 recién nacidos en hospitales y lugares públicos en los últimos dos años, psicólogos y abogados insisten en que se requiere una política que acompañe realmente a las familias en el cumplimiento de sus deberes y responsabilidades con sus hijos.

“Queremos darles a los niños la oportunidad de vivir”, afirma la senadora Claudia Wilches, autora de la propuesta.

“Si una mujer queda en embarazo, que no acuda al aborto sino que sepa que existe una opción de vida”, recalca. Esta ley, explica, ha sido exitosa en otros países, donde se ha logrado reducir el número de bebés abandonados y de muertes prematuras.
La iniciativa, denominada ‘cunas de vida’, propone que los niños no permanezcan más de 24 horas en esos espacios y que sean entregados sin dilaciones al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf).

En el caso de los centros hospitalarios, estos podrán adecuar un espacio contiguo a la sala de neonatos para estas cunas o incubadoras, que debe contar con personal idóneo para la atención de los niños.

Las cunas tendrán espacio para dos bebés, máximo, y podrán ser adaptadas en Iglesias y entidades benefactoras, “previa autorización y registro de funcionamiento por parte del instituto”, señala la iniciativa. No se penaliza a quienes allí los dejan y se preserva su anonimato.

Al respecto, el instituto destaca que si bien el proyecto tiene un fin loable, debe garantizar el derecho del niño a tener una familia y a no ser separado de ella “y evitar cualquier interpretación que incentive o facilite el abandono de los bebés”.
Aunque en la propuesta se contempla que el Icbf lleve un registro de los niños que ingresan a las cunas con el fin de ajustar y monitorear las políticas públicas de restablecimiento de sus derechos y prevenir el fenómeno social del abandono de los hijos no deseados, “se queda muy corto en contemplar por qué esa madre o padre tomaron esa decisión”, indica Ángela María Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS.

“Si bien su propósito es proteger la vida del niño –agrega- no es lo único que debe atender. Debe ser un propuesta integral donde se miren qué tipo de apoyos requieren las adolescentes y las familias en situación vulnerable, antes y durante la gestación. Si eso no es claro, no se resuelve el tema de abandono del país ni el de los embarazos no deseados”.

Según María Eugenia Gómez, abogada consultora para asuntos de familia e infancia, “esta propuesta conlleva a que se incremente el abandono de niños…La solución no es poner unas cunas como buzones, en donde deposito a un niño como si fuera un objeto... Además, ¿qué control puede tener el Estado sobre los bebés que allí se dejan?".

Cabe recordar que el Código de la Infancia y de la Adolescencia les da posibilidad a las mujeres de dar su consentimiento para entregar en adopción a sus hijos cuando no están en condiciones de cuidarlos, por intermedio de un Defensor de Familia. Pero cuando una mamá llega con su bebé recién nacido se hace complejo este consentimiento, indica la abogada de infancia y adolescencia Beatriz Linares.
“Le piden localizar al papá del niño o a la familia extensa, cuando muchas veces quieren mantener su embarazo en secreto. Esto hace que algunas mujeres opten por abandonar a sus bebés. El propio Estado les pone trabas”, afirma.

“Hemos tenido conocimiento de que se sienten juzgadas y recriminadas cuando lo quieren entregar en adopción”, puntualiza la abogada María Eugenia Gómez, y alerta que el Estado ha hecho poco por procurar que los recién nacidos no sean entregados en adopción.

Esta responsabilidad ha quedado, en buena parte de los casos, en manos de las casas de adopción, afirma.

De otro lado, algunos expertos señalan que debe haber mayores sanciones a quienes están abandonando en las calles a sus recién nacidos.

¿Por qué los abandonan?

Un embarazo no deseado, sumado a las limitaciones económicas y a las pocas posibilidades de generar ingresos propios o de tener una pareja y vida familiar estable son algunas de las principales causas que llevan a las mujeres a abandonar a sus hijos, afirma Ángela Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS.
También, la falta de orientación y apoyo antes y durante el embarazo, que las hace sentirse solas frente a la responsabilidad de cuidar un hijo. “No es una decisión fácil… Además, muchas de ellas, al desconocer la oferta de servicios regulares para dar su consentimiento de entregarlos en adopción, optan por dejarlos en la calle”, agrega.

Según Liliana Mejía, psicóloga de familia y de pareja de la Fundación Piscingos, el abandono de bebés en hospitales y calles se presenta, particularmente, en los estratos más bajos.

“En cambio, quienes optan por la adopción, suelen ser mujeres de un perfil más alto, con parejas inestables, que no se sienten listas para asumir este rol y tienen un estilo y proyecto de vida personal que no quieren cambiar”, afirma.

La mayoría de quienes deciden entregar a sus bebés en adopción lo hacen con el segundo o tercer hijo.

'Cunas' en otros países

En Hamburgo (Alemania) existe el 'Baby box', donde se entregan a los bebés no deseados. Este modelo también existe en Bélgica, Italia, Austria, Hungría, Sudáfrica, Suiza, Eslovaquia, India y Japón (allí se llama cuna de la cigüeña).

En Texas existe la Ley Moisés, por medio de la cual se puede dejar a un bebé de hasta 60 días de edad en hospitales o estaciones de bomberos. En el caso de Colombia, 'cunas de vida' no funcionaría en estos últimos lugares.

ANDREA LINARES
REDACCIÓN

Noticia tomada del diarioadn.co. Ver aquí