Mujeres conforman unidades productivas
Emprendimiento SOS – 4. julio 2013

Mujeres conforman unidades productivas

Lo que inicialmente motivó a un grupo de mujeres a capacitarse en estrategias para la generación de ingresos hoy se ha transformado en un emprendimiento productivo cooperativo que elabora productos de limpieza y cosméticos, gestionados por nueve mujeres emprendedoras.

En 2012, Aldeas Infantiles SOS Colombia generó una alianza con el gobierno nacional que resultó en el puntapié inicial para una innovadora estrategia de generación de ingresos con participantes del programa de Pasacaballos. Miembros de la comunidad se han involucrado también en esta propuesta de Fortalecimiento Familiar que parte desde el Programa SOS Cartagena - piloto internacional de la Política de Programa de Aldeas Infantiles SOS.

Durante el curso

Las unidades productivas son iniciativas de creación de productos o promoción de servicios, en los que participan personas con bajo capital socioeducativo que busquen incrementar su formación y sus ingresos. El objetivo principal es integrar a pequeños grupos en una red de producción y comercialización para que generen ingresos autogestionando sus proyectos a partir de capacitarse en una actividad productiva determinada.

Estas unidades productivas son el resultado de la cooperación entre Aldeas Infantiles SOS y el Servicio Nacional de Aprendizaje - SENA, una entidad estatal encargada de brindar capacitación y formación para el empleo y la generación de ingresos.

Grupo de emprendedoras

Esta propuesta está vinculada directamente con el desarrollo de capacidades en las familias en el área productiva para generar recursos económicos que permitan mejorar las condiciones de vida de los participantes. “La Política de Programa en general permite que se integren los procesos y los servicios que Aldeas Infantiles SOS ofrece a las comunidades, articulando las acciones para beneficio de las mismas”, dice María Bernarda Estrada, facilitadora de este programa.

Un camino hacia el empoderamiento

Si bien ésta no es la primera vez que una unidad productiva se gesta en Aldeas Infantiles SOS Colombia, sí es la primera vez que se conforma una con personería jurídica, lo que les permite comercializar sus productos de manera legal. “Esto las compromete y las hace sentir empoderadas frente a la labor que realizan”, dice María Bernarda.

Preparación de productos

No sólo el obtener los recursos necesarios fue un desafío, explicó la facilitadora del programa. También lo fue el presentar sus propios productos como instancia de mercadeo en ferias, desafiando a las emprendedoras a vencer ciertos temores como, por ejemplo, hablar en público.

Con este proceso han adquirido habilidades para crear e innovar en los productos pero fundamentalmente las ha hecho sentir valiosas y reconocidas por la comunidad. “Me siento bien feliz porque además de aprender algo para mi hogar lo puedo vender y ganar un recurso para el bienestar de mi familia”, dice Concepción De Ávila, participante del programa. Además, el establecer estrategias para consolidar la sostenibilidad de esta iniciativa ocupa parte de su tiempo.

Venta de productos

“Cuando inicié el curso no pensé que podría llegar a organizarme en un grupo productivo. Gracias a la formación recibida y a las personas que me motivaron”, dice Gertrudis De Ávila, otra participante.

Esta iniciativa cambió la forma en cómo ellas mismas se identifican; ahora son referentes en organización comunitaria para el área productiva y por tanto podrán orientar otros procesos. “Han tenido muchas dificultades como la falta de tiempo, la desmotivación por seguir… pero en definitiva ellas se encuentran motivadas. Están planificando acciones para seguir comercializando sus productos y gestionar recursos para posicionar su empresa, como ellas la llaman”, agrega María Bernarda.

Acuerdos de cooperación

La alianza establecida entre Aldeas Infantiles SOS Colombia y el SENA generó instancias de formación y capital semilla para la conformación de las unidades productivas. En este caso, el SENA capacitó en cómo elaborar los productos, generó alianzas para el financiamiento o el otorgamiento de capital semilla y así dar inicio a la unidad productiva – esto facilitó la adquisición de envases y parte de los componentes para la preparación de los productos a comercializar.

Ir a: sena.edu.co