El fuego no apagó nuestras ganas de volar alto
Emergencia en Soacha – 7. septiembre 2015

El fuego no apagó nuestras ganas de volar alto

(Emergencia en Soacha)

El pasado 20 de agosto un incendio destruyó 13 casas del sector Brisas de la Isla en Altos de Cazucá, Soacha, dejando un total de 57 afectados, entre ellos, 32 niños y niñas.


 

Las sonrisas y la alegría se escuchan de lejos. Un Espacio Protector para la Infancia hace posible que hoy más de 32 niños, niñas y jóvenes vuelvan a soñar luego de que el fuego destruyera sus viviendas ubicadas en los asentamientos del sector de Brisas de la Isla en Altos de Cazucá, Soacha el pasado jueves 20 de agosto en la tarde. En medio de juegos, cantos y actividades los niños se sobreponen a la emergencia, reconstruyen sus sueños y se preparan para volver al colegio.

La emergencia, que ha dejado sin vivienda y en condiciones de vulnerabilidad a 13 familias, ha sido atendida por varias organizaciones de la sociedad civil, entre ellas, Aldeas Infantiles SOS, Techo, Habitat por Colombia, la fundación Catalina Muñoz y Visión Mundial; garantizando atención a los niños y las niñas en el Espacio Protector para la Infancia, un lugar creado para brindar alimentación, recreación, diversión y educación mientras que los hogares son restablecidos.

Aún así, las alarmantes consecuencias de la pobreza vuelven a ser evidentes, el significado que tiene vivir en situación de vulnerabilidad y los riesgos latentes en los asentamientos informales como los de estas 13 familias, son escenarios de trampas mortales que esperan un día, como el pasado jueves cobrar la ausencia de políticas públicas dirigidas a esta realidad.

“El incendio comenzó en la tarde, afortunadamente mis hijos se encontraban en el colegio y nadie resultó herido. Hoy no tenemos hogar, sin embargo estamos haciendo frente a la situación en comunidad porque tenemos proyectos de vida y gracias a la ayuda que nos han brindado las organizaciones, vamos a salir adelante y volar alto con nuestros hijos y nuestras familias” Asegura Dayra, afectada por el incendio

Hoy la comunidad, las organizaciones y varias empresas, se han sensibilizado y solidarizado ante la emergencia, ayudando con donaciones en especie y en dinero para crear soluciones temporales en alimentación, refugio y protección. Hacemos un llamado para no detenernos y seguir avanzando para desarrollar planes de acción acompañados de soluciones a largo plazo para las 13 familias que siguen en riesgo de reincidir ante la misma emergencia.

Más información sobre como ayudar en https://www.aldeasinfantiles.org.co/emergencia-en-cazuca