​Cazucá, tiempo de magia, llega la navidad.
llego la navidad – 6. enero 2016

​Cazucá, tiempo de magia, llega la navidad.

Era sábado en la mañana, el sol nacía y con él un día muy especial.

El calendario marcaba 12 de diciembre: cada vez se acercaba más la navidad, y los niños y niñas de Cazucá despertaban temprano para celebrar que las vacaciones estaban en su mejor momento.



En la Aldea Infantil SOS Bogotá el sábado amanecía más rápido para los niños y jóvenes, quienes se preparaban para un día especial en el que llevarían sonrisas y compartirían historias con las familias de Soacha al lado de los Voluntarios SOS de Avianca.

Mientras tanto, los Voluntarios SOS de Avianca se aseguraban de que lo planeado meses atrás saliera de acuerdo al objetivo: Llevar junto a los niños y jóvenes de la Aldea Infantil un día lleno de magia, alegría, abrazos y regalos a 223 niños y niñas de los barrios Quintanares y Altos de la Florida en Cazucá, Soacha.

En Cazucá, el día se torneaba soleado y perfecto en el Coliseo Pies Descalzos, lugar destinado para llevar a cabo el gran evento con la magia del Chef Monsieur Champignon, quien abría la jornada preparando deliciosos platillos con ingredientes infaltables: Las risas y el asombro, receta de la que los papás tampoco podían escapar.

Los niños y niñas decoraron el paisaje a su gusto con personajes fantásticos en pintucaritas y bailaron al ritmo de los encargados de guiar la diversión, el Piloto y la Auxiliar de Vuelo de Avianca.



Más adelante, un regalo esperaba ser destapado. Cerca de las 11am los 120 voluntarios de Avianca y de la Aldea Infantil entregaron la sorpresa más grande y envuelta con amor. Los invitados de honor saltaban de la emoción y la incertidumbre. ¿Será una muñeca? ¿Será un carro? O ¿Será algo para jugar con mis amigos? Finalmente, con cada regalo entregado, la emoción de ver tanta felicidad en un solo lugar convertía el momento en más que magia… era ver la navidad en los niños, era la satisfacción del objetivo cumplido.

“Uno de los momentos más bonitos de esta experiencia fue ver cómo todos los niños nos abrazaban con esas hermosas sonrisas, lo cual me cambió la forma de ver todo y me enseñó que sin tanta plata puedo ser feliz y aportar a la felicidad de los otros” Gabriela, 17 años, joven participante de la Aldea Infantil SOS Bogotá.

Gracias a los Voluntarios SOS de Avianca, a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de la Aldea Infantil de Bogotá que le dieron inicio a la navidad a las 400 familias en Cazucá. Los momentos vividos entre todos reafirman el compromiso para que los niños y niñas de Colombia no pierdan su familia y vivan con amor esta navidad.

¡Feliz navidad a todos y próspero año 2016!