​¡Gol olímpico para los sueños!
Equipo de Colombia frente al Estadio Nacional de Varsovia – 8. agosto 2016

​¡Gol olímpico para los sueños!

11 jóvenes que participan en los programas de Aldeas Infantiles SOS, representaron a Colombia en la Copa Mundial de Fútbol para Jóvenes en Hogares de Cuidado Alternativo, en Polonia. Conoce su experiencia.

‘’Serán 20 horas de viaje… ¡Ir a Polonia será muy emocionante! Cada vez siento más alegría por representar a mi  país’’, dijo Leyder, antes de viajar con otros 10 jóvenes a representar a Colombia en la Copa Mundial de Fútbol para Jóvenes en Hogares de Cuidado Alternativo.

Del 23 al 26 de julio, el Estadio Nacional de Varsovia se llenó de euforia y alegría, con la presencia de  cientos de jóvenes dispuestos a dejarlo todo en la cancha. Este evento deportivo fue organizado por la asociación Hope for Mundial, para impulsar los planes y sueños de niños, niñas y adolescentes a través del deporte.

‘’Nunca me imaginé salir del país o que me iban a tener en cuenta para algo tan importante. Cuando me dijeron que iba a viajar a un mundial de fútbol se me salieron las lágrimas’’ , dijo Leyder. ‘’Esta vez pienso irme de arquero, aunque también soy buen delantero y defensa... ¡Me le mido a lo que sea! Uno no debe perder las ganas de jugar’’.

El equipo colombiano fue el primero en aterrizar. A su llegada quedó clasificado en  el Grupo ‘’B’’ donde se enfrentó en la primera fase  con los equipos de: Polonia, Francia, España, Lituania, Macedonia, Bosnia y Herzegovina.

‘’Acompañar a los chicos en este proceso ha sido una experiencia maravillosa e increíble. Creo que ha sido una oportunidad para que ellos desarrollen habilidades sociales, aprendan a trascender fronteras y fortalezcan su sentido de pertenencia e identidad’’, dijo Leny Valencia, colaboradora de Aldeas Infantiles SOS que acompañó a los jóvenes en este viaje.



Momentos antes de salir a la cancha

En cada partido los jóvenes brillaron en la cancha y aunque Colombia no clasificó para los octavos de final, esta experiencia fuera del país, haciendo lo que les apasiona y al lado de quienes aman, tuvo toda la adrenalina que se puede sentir al gritar un gol o al recibir la mención de campeones.


‘’Este viaje me enseñó a ser responsable, a valorar la amistad, a intercambiar ideas y a luchar por mis sueños; no importa que las cosas salgan mal; hay que ir, recuperar el balón, hacerle el saque a las personas que quieren ir por malos caminos, apuntar  al arco y… ¡Toma tu gol!’’ dijo Leyder al hablar de su experiencia.



Leyder disfrutando después del partido


 

Algunos jóvenes caminando por Varsovia  Días de entrenamiento antes del viaje