​¡Quiero ir de la mano de mi familia!
familia – 8. abril 2016

​¡Quiero ir de la mano de mi familia!

"Cuando tenía 5 años, mi hermana y yo quedamos al cuidado de una tía, mis padres fueron víctimas de la desaparición forzada. Luego llegamos a Aldeas Infantiles SOS y encontramos una nueva familia donde sentíamos ese calor de hogar que hacía años se había esfumado’’

Pablo Martínez

Jóven Independizado de la Aldea Infantil SOS Ipiales

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del niño (CDN), hace énfasis en un tema de vital importancia: todos los niños y niñas tienen derecho a crecer en una familia. Por diversas causas algunos niños deben ser separados de sus padres y recibir protección fuera de su hogar; sin embargo su familia de origen puede fortalecerse, mejorar las condiciones y los niños pueden ser reintegrados.

En el IV Congreso Internacional de la Red Iberoamericana de Apego-RIA, desarrollado del 14 al 18 de marzo en Bogotá, Aldeas Infantiles SOS Colombia participó junto con otras organizaciones y representantes del Estado en el panel: Abandono, institucionalización y adopción infantil desde una mirada integral: prevención y protección; un espacio desde el cual se compartieron experiencias internacionales en la garantía del derecho a crecer en una familia.

En este encuentro participaron representantes de UNICEF, ICBF y FANA, y otras invitadas como Mary Dozier de Estados Unidos, Bárbara Torres de España, Rosario Spencer de Chile y Ángela Rosales, directora nacional de Aldeas Infantiles SOS Colombia.

Entonces de acuerdo a las conclusiones del panel,  ¿Cómo podemos garantizar este derecho a todos los niños y  las niñas?

-El gobierno y las organizaciones deben trabajar en prevenir el abandono a través del fortalecimiento de las familias vulnerables o en riesgo, articular las condiciones de las familias y trabajar con ellas, partiendo de sus habilidades y dificultades, enmarcando estas acciones en la importancia de las familias como entornos protectores e ideales para sus niños y niñas.

- En los casos en que no es posible que los niños y niñas permanezcan con su familia al momento de la separación, se debe tener en cuenta el interés superior de los niños y niñas respecto a las decisiones que se tomen en torno a ellos y su voz debe ser escuchada.


- Los niños y niñas que han sido separados de sus familias tienen derecho a volver a crecer con sus familiares y a no ser separados de sus hermanos, ya que esta construcción de lazos afectivos promueve su desarrollo integral. Por lo cual es importante apoyar a las familias para que resuelvan las situaciones que generaron la separación.

- La adopción es el último recurso en caso de separación, cuando no se encuentran condiciones favorables para que el niño o niña regrese a su familia o no cuente con familia extensa. Sin embargo, es necesario hacer una gestión adecuada y eficiente para que el niño tenga una familia a través de la adopción.

-Es responsabilidad del gobierno garantizar entornos protectores familiares a los niños y las niñas que han sido separados de su familia.

‘’En Colombia, varias organizaciones abogan por el cumplimiento de las Directrices de Modalidades Alternativas de Cuidado y adelantan investigaciones sobre el apego, o proponen acciones para el fortalecimiento familiar…Esta es una oportunidad para generar un mayor impacto en nuestra sociedad, resaltar la importancia que tienen las familias en la vida de los niños, niñas adolescentes y jóvenes, y hacer un mejor trabajo por la infancia de nuestro país’’ manifestó Ángela Rosales, Directora Nacional de Aldeas Infantiles SOS Colombia.